El pueblo, el mito, el cuento…

Si la paciencia se agota
la sangre venganza clama
el cuerpo, el dolor se inflama
el alma misma alborota

La vida de un cabo pende
cual decidido epitafio
maltratado por un adagio
que la razon no comprende

la raza encendida ofrece
por toda la vida regada
que no cuesta ni es regalada
a lo que el resto parece

revela verdad oculta
tristeza decir aprecio
desdeño al espacio inmenso
y a la mentira absoluta

absuelto sera mi pueblo
adjunto poder al tiempo
que no se equivoca y miento
si caigo en dolor al duelo

no encuentro ni busco cuento
que de infinita aventura
demuestre un alma mas pura
que la del pueblo contento…

Published by

Cristóbal Galindo

Biólogo por educación, fotógrafo por pasión, músico por necedad y Community Manager por necesidad... Todo un estuche de monerías.

Leave a Reply