Aquí están los aburridos…

Hace algún tiempo me acuerdo de un imbécil que se andaba dando a una amiga de la que en ese entonces era mi novia preguntarme “Te aburres de divertirte? En Veracruz todo es diversión” y yo recuerdo tajantemente haber dicho “no mames, no todo es diversión en Veracruz y de hecho yo me aburro.” Hoy pienso diferente… De hecho si, si es posible aburrirse de solo hacer cosas lúdicas. Actualmente estamos tan metidos en nuestras actividades lúdicas que ya ni nos damos cuenta de que es así. Piénsenlo… ojalá no sea su caso pero:

  • ¿cuántas horas al día le dedican a las redes sociales? Facebook, twitter, instagram, etcétera. Cuanto tiempo?
  • ¿Qué porcentaje de ese tiempo se lo dedican a pelear pendejadas con desconocidos que a últimas solo los alteran sin llegar a ninguna conclusión o determinación relevante? Neta.
  • ¿Cuánto tiempo adicional al que pasan en redes sociales pasan en internet?
  • ¿Cuánto de ese tiempo lo ocupan consumiendo contenidos de calidad e información valiosa (no se vale si es información que están buscando para poder contestarle a ese desconocido en turno con el que se pelean por la pendejada en turno)?

Todo esto viene a que me acabo de encontrar con el terror de Huxley. El terror del placer. La distopía de Huxley discrepa fuertemente de la distopía de Orwell en que mientras que la distopía de Orwell nos mantendría adoloridos y enojados, la de Huxley nos mantendría aletargados y… felices. Sip. Felices.

Hay dos cosas en las que los seres humanos somos excelentes: matando otras cosas y encontrando con que distraernos. Somos procrastinadores por excelencia y es que la mayor parte del tiempo no nos vemos compelidos a responder por una necesidad inmediata, por lo que el incumplimiento de una tarea en si parece no tener ninguna consecuencia y es que… como dije, no es inmediata. Somos tan buenos procrastinando y además tenemos tantas cosas a nuestro alrededor con qué distraernos. Cuando fue la última vez que pudieron tener una conversación con alguien en la que no tuvieran que voltear al teléfono al menos una vez? En serio. Cuando fue la última vez que conocieron a alguien IRL y no a través del teléfono o el Facebook o cualquier cosa en línea?

Es entonces cuando, sumergidos en toda esa maraña de información estimados hijos míos: nos aburrimos de divertirnos. No? No se aburren de jugar Candy crush? No se aburren de estar en Facebook? No se aburren de pelearse con desconocidos medio imbéciles que también se pelean con un desconocido que son ustedes?

No sirve de nada tener acceso a tanta información si no sabemos que hacer con ella… y es precisamente el logro máximo del sistema comunicativo actual: hay demasiada oferta, satisface tu demanda inmediatamente y, lamentablemente, te aburres de tener todo a la mano, de tal forma que ya no ejercitas ni siquiera la memoria, para qué? Solo tienes que decir “Siri, llámale a Mamá” y siri se acordará de su número telefónico. Cuando fue la última vez que perdiste tu teléfono y tuviste que pedir nuevamente los teléfonos de todos tus contactos importantes porque tu no te acordaste de ninguno? Cual es el número de celular de tu madre?

El terror de Huxley es evidente. Estamos en una distopía. Le atribuyen a Einstein decir que llegaría el día en que nuestra tecnología sería más inteligente que nosotros. Bueno… No me consta que el lo haya dicho pero posts de buzzfeed como el de los 16 fails más grandes de vine me hacen pensar seriamente: como llegó esa gente a sobrevivir y a aprender a usar un teléfono para grabarse en video?

Somos el grupo de los aburridos… Y seguimos gritando Here we are now, entertain us como hace 20 años… el problema es que estamos aburridos de que nos entretengan pero no sabemos que hacer al respecto… La diferencia con hace 20 años es que ahí teníamos tiempo de salir y tomar una guitarra sin miedo a que un dispositivo con acceso a toda la información generada por los humanos se apoderara de nuestro ocio…

Oh mira. Una actualización de Plants vs Zombies…

El mito guadalupano

Lupita Estás Pisando a Un Ninio
Pinche lupita manchada…

Alejandro Flores Rodríguez
Veracruz, México
http://www.facebook.com/AteosJarochos
http://m3xinako.blogspot.mx/

El 12 de diciembre es una fecha que tengo muy grabada en la memoria. Recuerdo que de niño mis padres me vestían de “indito” con una jerga a modo de un improvisado chaleco, pantalones de manta y unos bigotes dibujados con delineador para completar el look, todo esto pa

ra oír una hora de misa y hacer cola para tomarse una foto con la virgen (no una jovencita que aún no ha “caído en la tentación”, si no una estatua de María de Guadalupe). Ya un poco más grande comencé a asistir a las enormes fiestas que la familia de un amigo organizaba: champurrado, tamales, fuegos artificiales y hasta mariachi ¡todo por el fervor mariano!A pesar de que con el tiempo me volví ateo, aún tengo grabada la tonadita de aquella canción que dice: “Desde el cielo una hermosa mañana, la guadalupana, la guadalupana, bajo al Tepeyac” ¡Y cómo olvidar el horrible pitar de los coches que van en procesión a la basílica y que no dejan dormir con su escándalo!Seguramente aquellos que no son de mi tierra se preguntarán ¿Por qué rayos hay tanto alboroto el 12 de diciembre en México?, aún recuerdo que yo mismo le hice esa pregunta a mis padres y estos me contaron la misma historia que ha quedado en el imaginario colectivo de muchos de mis compatriotas.

Según se cuenta, poco después de que llegaron los españoles a México y cuando estos ya habían instaurado el virreinato, se le apareció a un indígena de nombre Juan Diego en el cerro del Tepeyac, una mujer que le dijo que era la virgen María de Guadalupe, la madre de “dios”, y acto seguido le pidió que le dijera a los altos mandos de la iglesia que le erigieran un templo en ese mismo lugar, Juan Diego fue con los curas y estos no le creyeron, entonces regresó con la virgen y ésta le dijo que recogiera unas flores con su ayate (una prenda de vestir similar a un manto) y se las enseñara a los sacerdotes; se dice que cuando éste les mostró las flores apareció por arte de magia la imagen de la virgen en su ayate; esta misma imagen es la que se exhibe ahora en la basílica de Guadalupe en la ciudad de México y es la misma figura que aún siglos después veneran muchos mexicanos. Suponiendo que esta historia no es un churro y que los milagros son posibles ¿Es real el cuento Guadalupano?
Se puede afirmar con toda certeza que el supuesto milagro de la virgen de Guadalupe es una completa farsa, auspiciada por la iglesia católica desde hace siglos. Para empezar la imagen es un plagio, pues muchos años antes de la aparición en el Tepeyac, se encontró una figura de origen musulmán de una mujer morena con la media luna que representa al islam en la región de Extremadura, España, en un lugar conocido como “Guadalupe”, que en nuestro idioma quiere decir “Rio de Lobos”. En ese mismo lugar se erigió un templo y se bautizó a la imagen como “nuestra señora de Guadalupe.”

Durante la conquista, Hernán Cortes trajo consigo una imagen de “Nuestra señora de Guadalupe” y como ya es una costumbre de la iglesia católica, ésta cristianizo los antiguos ritos indígenas y haciendo uso de la ya mentada virgen construyeron un templo donde antes los mexicas le rendían culto a Tonantzin. En el idioma náhuatl Tonantzin significa “Nuestra madre” y para los aztecas representaba a la tierra; ellos acostumbraban visitar el cerro del Tepeyac para venerarla y los españoles aprovecharon esto para hacer más fácil su tarea de evangelizar a los indígenas.

Otra de las pruebas de la falsedad de la leyenda es el hecho de que Fray Juan de Zumárraga, el obispo a quien supuestamente se dirigió Juan Diego, no menciona en ninguno de sus relatos a él o la aparición, es más, en 1531 (fecha en la se supone ocurrio el milagro) Zumárraga estaba en España.

¡En fin!.. Todas éstas y algunas pruebas más que han recopilado los historiadores a lo largo de los años muestran la invalidez de la historia, pero entonces ¿Por qué hay tanta gente que venera a la virgen de Guadalupe? ¿Por qué los “científicos” que han analizado el manto afirman que la imagen es muy antigua y que no ha sido retocada? ¿Por qué la iglesia no desmiente la historia?

La única verdad dentro del mito guadalupano es que es un negocio rentable, al grado de que la alcancía de las “limosnas” que la gente le da a la virgen está conectada directamente a una bóveda donde se almacena una cifra exorbitante de dinero, producto de la ciega fe del pueblo mexicano.

Y mientras la gente no se quite la venda de los ojos, vea más allá de los dogmas que la sociedad ha impuesto y comience a pensar por sí misma, seguirán existiendo vírgenes de dudosa originalidad a las cuales venerar y lo peor de todo, el fanatismo se impondrá a la razón.

Cosas que aprendí en mis vacaciones.

  1. No importa que… nada que ocurra en el trabajo es tan importante como para quitarte 5 segundos de tu atención. Nada. NADA.
  2. No confíes en el departamento de Recursos Humanos si te dice que te tomes un día extra de vacaciones por el festivo sin verificar que en realidad sea festivo… porque si lo haces, todas las cosas lindas y bellas de las vacaciones se van a joder cuando regreses y te digan: “Ah, la de RRHH se equivocó y te lo van a descontar”
  3. A veces, y solo a veces, la paranoica de la oficina tiene razón… como cuando te advirtió que el día no era festivo porque lo estaban diciendo en facebook. Si tan solo tuviera mejores fuentes, a veces le creerías.
  4. Dormir hasta tarde es rico… pararte temprano para disfrutar con tu perro y con tu novia es más rico aún.
  5. No debes dejar a un cachorro desatendido en un lugar nuevo, sobre todo si está oscuro.
  6. La belleza está a la vuelta de la esquina… solo es cosa de estar atento para poderla ver.
  7. Un coche gasta menos gasolina a menos revoluciones: en la ciudad valen más cambios cortos para ahorrar combustible.
  8. Llegar de vacaciones es seguir rodeado de los pendejos de los que huías cuando te fuiste de vacaciones… solo fue un breve descanso.
  9. Las tipas que atienden en carnes frías de los supermercados son en realidad promotoras de sus marcas. A las de sigma (yo compro san rafael) generalmente les importas un pepino, pero las de Zwan y Kir siempre tratan de convencerte de que compres su marca. Me cagan.
  10. Tener un perro es bonito… Tener dos es más complicado… pero es más bonito. Gracias Abril por visitarnos.
  11. Un gato estresado puede morder… y muerden bien duro.
  12. La gravedad hace su chamba en cualquier parte del mundo.
  13. El pozole es rico… en buena compañía es más rico aún.
  14. El abismo generacional es cada vez más obvio. Nadie se para ya durante el himno…
  15. Mis amigos son mis amigos y siempre serán mis amigos no matter what.
  16. Un pato… iba cantanto alegremente cuack cuack…